Dra. Esther Casado

Anuncios

Videos de las ponencias de la I Jornada de Oncología Integrativa en Málaga

Cerca de 150 profesionales de la salud se reunieron en pasado 10 de junio en Málaga para asistir a la I Jornada de Oncología Integrativa celebrada en el Hotel AC Málaga Palacio. En palabras del Ilustre Alcalde de Málaga, el Sr. Francisco de la Torre «estas terapias son positivas ya que son complementarias y no sustitutorias de las terapias clásicas».

«Estamos muy contentos con la acogida que ha tenido esta jornada» declaró el Dr. José Antonio Ortega, Jefe de Servicio de Oncología del Hospital QuirónSalud de Málaga. «Los ponentes son excelentes y sus charlas de gran calidad, de ahí el éxito de esta jornada».

Según el presidente de la Fundación Andrés Olivares «en oncología la parte médica ya está cubierta. Ahora lo que falta es amor incondicional».

Recientemente ha habido mucha controversia sobre la evidencia científica que tienen las terapias complementarias y cómo estas pueden ayudar a los pacientes con cáncer. El problema estriba en que algunos de ellos, por desconocimiento, piensan que el reiki, la homeopatía, la acupuntura o la meditación pueden por sí mismas, sustituir a los tratamientos convencionales de quimio y radioterapia. Pero esto no es así. En este vídeo, el Dr. Sergio Abanades, licenciado en medicina y doctor en farmacología clínica, expone la evidencia científica procedente de las guías de práctica clínica de la Sociedad Internacional de Oncología Integrativa y del Centro Nacional para la Salud Complementaria e Integrativa (NCCIH) de los EEUU. Estas guías se basan en los resultados de revisiones sistemáticas de estudios científicos provenientes de revistas indexadas y revisadas por pares.

La reputada psico-oncóloga, Emma Barthe, hizo un repaso a la historia de la evolución del cerebro para que los asistentes entendieran cómo funciona éste y por qué reaccionamos como reaccionamos ante determinadas situaciones. Contó como, «gracias a la evolución, pasamos de un cerebro reptiliano, que nos insta a las respuestas de lucha y la huida,basadas en el miedo, al cerebro actual que nos permite imaginar, crear y contemplar los acontecimientos liberados del miedo primitivo. Lo que pienso y siento altera la química del cuerpo» dice Emma Barthe.

El Dr. Jorge Contreras, médico oncólogo radioterápico en el Hospital Haya de Málaga, explicó cómo la hipertermia había ido evolucionando al largo de los años hasta convertirse hoy en un tratamiento bastante extendido debido a su efecto potenciador de la quimio y la radioterapia.

La hipertermia es un tratatmiento que consiste en elevar la temperatura corporal por encima de los niveles fisiológicos con el fin de conseguir una ganancia en el tratamiento de los tumores cancerígenos.

La Dra. Julia Ruiz Vozmediano compartió con todos los asistentes la experiencia que vivió durante su estancia de dos meses en la unidad de Oncología Integrativa del Hospital Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York. Hizo un repaso a las terapias complementarias (basadas en la evidencia científica existente) que tiene incorporado este Hospital en su unidad de Oncología Integrativa y a los aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de pautar un tratamiento complementario. Este debe ser individualizado a cada paciente dependiendo del diagnóstico, del tratamiento convencional que esté recibiendo o haya recibido, las preferencias del paciente, los costes de las terapias y realizar una monitorización de las mismas para detener su uso si el paciente no obtiene ningún beneficio de ella y sobre todo desde un respeto hacia el paciente.

El Dr. Antonio Marco Chover presentó la evidencia científica más relevante de los suplementos nutricionales utilizados de forma habitual en el tratamiento del cáncer tanto a nivel de interacciones como de potenciadores de la quimioterapia o inmunomoduladores.

Entre todos los suplementos destacó los efectos terapéuticos de la cúrcuma, el resveratrol, la Ashwagandha, los probióticos, el omega 3, el selenio y el zinc.

Los ponentes responden a las diferentes preguntas e inquietudes planteadas por los asistentes.

La segunda mesa redona fue moderada por el Dr. José Miguel Jurado. Especialista en Oncología Médica del Hospital Quironsalud de Málaga.

La Dra. Natalia Eres, oncóloga integrativa y una de las pioneras en esta disciplina en España, explicó cómo la oncología integrativa debe ser una sola oncología: aquella oncología lo menos invasiva posible, es aquella que gana en eficiencia. Ello se consigue combinando la oncología convenciona con la oncología holística, a un mismo nivel, para un mismo objetivo: la mejora global del paciente y no sólo de su enfermedad.

Repasó las «Guías prácticas de aplicación» escritas es Estados Unidos y también presentó una panorámica de la situación actual de los programas de oncología integrativa en el mundo: existen 29 hospitales que practican la Oncología Integrativa en el mundo. El 41% de ellos está en Estados Unidos, el 34% en Inglaterra, el 10% en Canadá y el 7% en Alemania, haciendo enfásis en que los programas de este tipo de oncología se ajustan más a las demandas polícias y económicas del terriotrio que a criterios estríctamente científicos. Compartió también su experiencia de más de diez años tratando a pacientes con este enfoque integrativo y abogó por una modelización de programas terapéuticos preventivos con enfoque integral, ya que este tipo de medicinas blandas optimizan su eficacia cuando se combinan de una manera estratégica y se articulan con el tratamiento convencional. «Mi propósito es pasar a un solo modelo de oncología, una oncología lo menos invasiva y lo más efectiva posible» afirmó la Dra. Eres.

Esto no será posible si no se tiene un criterio oncológico que permita conocer la naturaleza del cáncer, los mecanismos de acción de ambas terapéuticas, si no se conoce la evidencia científica de las diferentes terapias en las que nos podemos apoyar, y no se sabe interpretar la evolución ni contener la enfermedad en lugar de intentar destruirla a costa de la salud del paciente.

La Dra. Ana Palomo, licenciada en Medicina y Máster en Acupuntura y Moxibustión por la Universidad Pablo Olavide  expuso la evidencia científica de la acupuntura y cómo esta puede ayudar a mejorar la calidad de vida de los pacientes con cáncer.

Para pacientes en tratamiento la acupuntura les ayuda a controlar efectos secundarios  como las náuseas y los vómitos; a tratar los sofocos y la Xerostomía; a mejorar los síntomas de astenia; a controlar el dolor y tener un mejor equilibrio emocional; a mejorar las defensas y optimizar las digestiones. La Dra. reseñó también el valor añadido en co-terapia que la acupuntura muestra en el control evolutivo de la enfermedad en sí misma.

En cuanto a pacientes paliativos respecta, la acupuntura ha demostrado ser útil para controlar el dolor, mejorar el estreñimiento, el estado de ánimo y para comprender la dimensión espiritual del proceso oncológico.

Roberto Lanas, Maestro de Reiki y Coordinador de voluntarios de Reiki de la Fundación Luís Olivares, presentó su experiencia tratando a pacientes. «El reiki no es antitumoral» recordó el señor Lanas durante su intervención  «pero nuestra experiencia nos ha demostrado que los pacientes que reciben reiki antes o durante sus tratamientos están más tranquilos y tienen un mejor manejo de sus emociones».

El Dr. García Verdugo, director médico de la Clínica Buchinger de Marbella, compartió con los asistentes el método dieto-terapéutico, ideado por la Dra. Kousmine a medidados del siglo XX. A través de varios estudios realizados tanto con los ratones de su laboratorio como con los pacientes que acudían a su consulta, la Dra. Kousmine evidenció los beneficios que una alimentación rica en verduras, frutas, semillas, germinados, aceites de primera presión en frío y proteínas de origen animal sobre todo pescado y productos lácteos así como huevos.

También explicó la importancia que la vitamina D tiene para la salud humana y cómo bajos niveles de vitamina D están vinculados a enfermedades como el cáncer, la esclerosis múltiple, inflamación crónica del intestino, artritis reumatoíde o diabetes mellitus tipo 1 y 2.

Terminó su charla explicando los beneficios del ayuno para la salud humana.

Míriam Algueró Josa, fundadora y Presidenta de la Asocición de Oncología Integrativa explicó cómo surgió la idea de crear la entidad: cuándo a su madre le diagnosticaron un cáncer terminal , ella y sus hermanas se pusieron a buscar alternativas.

No las encontraron pero descubrieron que existía una forma de abordar el cáncer que mejora la calidad de vida de los pacientes tanto si la enfermedad avanza como si esta retrocede y se recupera la salud.

«A nadie le gusta ver a un ser querido sufriendo.» comenta Míriam Algueró Josa «Gracias a las terapias complementarias conseguimos que mi madre muriera tranquila y en paz en su casa rodedada de sus seres queridos».

Meses después de que falleciera su madre, y ante la constatación de que no existía ningúna entidad en España que informara a pacientes ni a profesionales de la salud sobre la evidencia científica de estas terapias y qué les puede ayudar en cada momento, decidió poner en marcha la Asociación de Oncología Integrativa con el objetivo a medio – largo plazo de introducir esta forma de abordar el cáncer en los hospitales públicos.

El Dr. Josep Allué, Doctor en Farmacia y especialista en Fitoterapia, repasó los mitos, riesgos y realidades de las plantas en los tratamientos de cáncer.

«Se tiende a pensar que lo natural es sano y por tanto inocuo. Pero en realidad no siempre es así» afirmó el Dr. Allué. «Las interacciones de las plantas con los medicamentos pueden ser farmacéuticas, farmacodinámicas o farmacocinéticas».

El peligro no estriba sólo en que las plantas interfieran con la quimioterapia, sino que también pueden interferir con otra medicación convencional que esté tomando el paciente.

«Los pacientes con cáncer tienen un gran riesgo. Los factores que los predisponen a ello son: el importante número de fármacos implicados en el tratamiento: citostáticos, hormonas, antieméticos, analgésicos, antibióticos, antifúngicos, etc. El empleo frecuente de medicinas alternativas sin control ni conocimiento del médico responsable no ayuda a prevenir interacciones. Y las condiciones de co-morbilidad asociadas habitualmente a estos pacientes junto al deterioro orgánico, que acompaña tanto a la patología base en sí misma como al proceso de envejecimiento, repercute en los procesos de metabolización y excreción renal de los fármacos.» concluyó el Dr. Allué.

Al final de las ponencias de la tarde los expositores respondieron a todos las inquietudes de los asistentes. Luego se procedió a la clausura.